27/8/2009

¡CON AQUÉL NADIE SE METE VOS! (EFECTO MONTONERO)


Pongámole que Marcelino, en plena flor de su juventú, un día decide “cortar” amablemente su relación amorosa con Rosita, debido a la aparición en escena de Sindy, y considera que lo más sensato es no caer en la infidelidá y, elegir, según él, a la que más le conviene; Sindy, en este caso. Rosita no lo entiende y huye destrozada de la escena de la desgracia (la incómoda mesa de un Burger King) y, como pasa en las telenovelas para cuarentonas mal chimadas, busca consuelo en sus allegados. El bando femenino arremete contra Marcelino con lambisconas frases como: vos te merecés a alguien mejor; no te pongás así por un pisao, no vale la pena; de todos modos ese era un muerto de hambre. El bando masculino, en cambio, y para reivindicar la esencia que nos hace ser mulamaltecos, nos dedicamos a hacer alarde de las mil formas que hay de ir a atalayar al “hijo de puta” (así le decimos de cariño) de Marcelino y enseñarle al “hijo de puta” (esto se vuelve cantaleta) que nadie se mete con la magnánima, angelical y virginal (ajá) Rosita, que más le vale al “hijo de puta” (no les digo pues) desaparecer del mapa si no quiere que le quiebren el culo. A Marcelino, de profesión: repartidor de esquelas, sentir que le pueden hacer algo, no le será desconocido. Por su chance sabe que la muerte es el pan francés de cada día. Hasta aquí nada, digamos, fuera de lo que son y vienen siendo las típicas reacciones del ser humano, especialmente en Mulamala: hacerle güevos a un ser querido y pegarle un agüevón o una buena verguiada al que se haya metido con él. Pero a ver… ejem… por… ejem… ¿haber cortado con la pisada? Aquí la onda ya empieza a yeder como a pedal de charamila con indigestión de desperdicios encontrados en bolsas de basura y goma ácida de nueve días (no lo he güelido, pero me imagino).

Bueno y si eso ya de por sí güele mal, más mal güele la indiada pisada de que por una mierda así de insignificante (para Rex es así) y hasta cotidiana, tenga que ir no uno sino tres o cuatro pisados a darle verga a un pobre maje. Por mierdas así de ridículas es que cada vez hay menos nichos libres en el cementerio. ¡A lo macho! La mara mata por cien varitas y no anda preguntando qué hizo el futuro finado. Los motivos sobran. Pero Rex no quiere hablar de eso. Rex quiere hablar de lo que es y viene siendo el EFECTO MONTONERO, pintoresca práctica mulamalteca en la que confluyen varios de los perfiles más exquisitos de nuestra idiosincrasia: el carretero, el machito, el verguiador, el bochinchero, el salsita, el brinconcito, entre otros. Y es que cuando la onda se trata de dar verga en desigualdá de condiciones, sobra la mara. Yo no digo que si la causa lo amerita (no me opondría a que dos o tres pisados le dieran verga a un violador de güiritas, por ejemplo, y máxime cuando la víctima es alguien de tu familia, la nena que te dice “papi” todas las mañanas, tu hermana pequeña o tu sobrinita) no recurramos a lo que es y viene siendo el linchamiento. Pero ésa es otra onda. Yo me refiero a casos más estúpidos que no necesitan el uso de las provocaciones ni mucho menos de la violencia con desenlaces fatales, como el del amor roto, en vías de sucumbir ante el olvido, de Marcelino y Rosita. Cuando pasa una onda así, o más o menos parecida, parece que se nos encienden las antenas del salvajismo a todos juntos, al mismo tiempo, y lo único que queremos es encontrar al pisado para desahogarnos con él… o con quien nos topemos en el camino y… nos haga mates. ¿Hablo lo que es o creen que estoy exagerando? Vos no preguntés, Rex, ¿desde cuándo mano?, me dice el primo de Marcelino, ilusionado porque según él, con estas palabras, estoy haciéndole la pala al otro. Shute el cerote. Como si le estuviera preguntando a él.

Para explicar el EFECTO MONTONERO, volví a mis época de alumno de escuela rural mixta y urbana para varones, sintiendo que hoy me tocaba exponer, y me eché un mi cartelito pisado en un pedazo de cartulina amaría que le quité al primo del Marcelino. Pongan atención pues pisados, de ahí no quiero que me estén preguntando.

A → MARCELINO (ILUSO, ROMÁNTICO, DESNUTRIDO. SU ERROR: DECIRLE: YO DIGO QUE MEJOR AHÍ LO DEJAMOS) (A ROSITA, CLARO)

VERSUS

B → HERMANO DE ROSITA (26 AÑOS, VENDEDOR DE PRODUCTOS AVÓN Y FISICOCULTURISTA FRUSTRADO)

C → PRIMO DE ROSITA (25 AÑOS, HÁBITAT: HUESERAS Y ENDERAZOS Y PINTURA. JANDICAP: LO CONFUNDEN CON EL ESMAILI)

D → AMIGO DE HERMANO DE ROSITA (24 AÑOS, PEINADO: FLAP TOP, ENAMORADO JAMÁS CORRESPONDIDO) (DE ROSITA, CLARO)

E → AMIGO ÍNTIMO DE ROSITA (18 AÑOS, CONFIDENTE, AFEMINADO, CHISMOSO COMPULSIVO. JOBI: LAVARSE LAS MANOS)

F → VECINO (25 AÑOS, EX ADOLFO V. JOL. PROFESIÓN: CARNICERO. DEFECTOS: LE FALTA EL MEÑIQUE DE LA MANO DERECHA Y SUDA MUCHO)

Pues resulta que una tarde cualquiera, ya oscureciendo, días después de “la catástrofe” (iba a poner “hecatombe”, pero ya sé que no tiene amansaburros a la mano) cuando de la pura rabia Rosita pensó: Vas a ver Marcelino, ésta me la pagás, por hacerme esto, los cinco susodichos salieron de cacería. Encontraron a Marcelino repartiendo esquelas, lo subieron al picop y se lo llevaron a un campito de fut, tipo La Pólvora (véase Terminal de Buses, Antigua Mulamala) y me lo agarraron como si fuera piñata al pobre atarantado. La camiseta que llevaba B decía: SAN CLAUD VAN DAM. La de C: SAN ESTALÓN GT. La de D: SAN CHO QUI CHIS PIZZA NORRIS. La de E: nada, porque llevaba blusa; mero huérfano tu amor. La de F: SAN ESTIVEN SIGAL. B (por ser familia), C (por ser cosas de hombres), D (para vengar el amor no correspondido) y F (por shute) se dieron gusto pijeando y patineando a A mientras E (por motivos personales) aprovechó para demostrar sus dotes femeninas con jalones de pelo, pescozones, grititos de puta con cosquillas, risitas histéricas y escupidas de chirmolera. En resumidas cuentas, ¡me lo hicieron tastaseado! ¡4 pisados y medio! ¡A un pobre entelerido con manchas blancas en la ficha y brazitos de chirivisco! Pan nuestro de cada día.

Y ahorita caigo en que no sé ni por qué empecé a hablar de eso… ¡Mula que es uno vaaa!

Ah, sí, ya me acordé. Yo sólo les quería preguntar si habían visto un video de hace ya unas semanas en donde el EFECTO MONTONERO llegó (creo que desde Corea o China, donde es normal y está decretado en la Constitución) a la casa de los Hijos del Pueblo, o sea, al Congreso. ¿Lo vieron? ¡Lujo esa mierda! Empujones de dos o tres majes a un don ya mero veterano con vasito de agua en cara de manos de una cholojera. Yo no los conozco. Ni sé sus nombres ni me importan. Créanme. ¡Lo mejor fue el público del palco RIP, digo, VIP! Embajadores y cuerpos diplomáticos de poray. Voa mover pitas con los del INGUAT para ver si incluyen ese material en las Campañas Pro-Guatemala. ¡Tu-ru-rú! A mí me la pela. Yo no vivo ahí. Y en mi mundo, Mulamala es otro pedo.

¡Besitos guapachosos! ¡Yayay Rex, mirá cómo me ponés!

Fotía cortesía de: http://carlosalvarez.blogia.com/upload/20080222204126-pelea.jpg

15 comentarios:

Pepe dijo...

...en desigualdad de condiciones...

jajajajaja, buenísimo, me hizo recordar las peleas de los "breiks y los anti-breiks", cuando el Centro Cápitol y la Plaza Vivar eran "decentes"

Pilas pues, faltan pocos días para cerrar las votaciones

Chataoi dijo...

A mañita màs mierda de ofrecer vergazos por cualquier muladita. Me harta ir a los antros y encontrar el tìpico brinconcito que al calor de los tragos vè problemas dònde no hay. Lo màs triste es que ya no hay respeto por la vida de nadie. Eso realmente me aweba. Ahora todos somos demasiado corteses (hasta con los que no se lo merecen) porque quièn sabe si no se lo mandan a quebrar a uno sòlo por no ser ficha de oro.

Ahhhh montoneros!!!!!

jcab dijo...

El Muladar cada día perfecciona el ser una radiografía completa de Guatemala. Lo del efecto montonero es algo taaaan típico y por las peores pero PEORES muladas. Cobardía disfrazada de valentía.

Pobre Marcelino. Pero ¿quién lo manda a hacerle daño a la inocencia encarnada (oseansen la Rosita) pues?

Lo de las Rositas de Guate también es tema aparte, pizadas que lo meten en clavos a uno y les gusta que se den riata por ellas y por su honor mancillado o que le hacen brincos a la mara sabiendo que es el traido al que van a poner bonito.

Saludos Rex!

la-filistea dijo...

Puchis este Jcab, hasta paró maltratando a las pobres Rositas. ¡montonero! :o)

Esto es lo mejor de este presidente, que se fija en todo.Esto ya raya en lo patológico, aunque ahora un 'cuete' soluciona también la deshonra de la amiga, hermana, etc.
Terrible muchá, montoneros pisados.

Honores Rex!

Attakinsky dijo...

Ahora que el Rex describio las playeras de los montoneros estos y Pepe comenta de los "breiks y los anti-breiks", me acordé cuando en esos cines culeros del centro (ahora, xq antes eran finos) siempre q daban películas de pijasos, que al de final de la función de Choc Norris o Ban-Dam, siempre se podía observar un grupito de idiotas diciendo cosas como:

- "Visto como agarró al negro? cabal, igualito le soné a un cerote de alla por mi casa"
- "mano, viste esa tres sesenta que hizo cuando salvo al culito ese? una de esas le zampe a akel cabron se amtenia sentado en la esquina... y ya nunca me chingo"

Total, que todos los que iban al cine eran unos verguiadores mejores que los de jolibud... pero iban al cine solo pa que los cuates les creyeran q esas taleguiadas de fantasía si podían hacerse tal y como ellos habían ellos muchas veces (en sueños, claro)

Los espero en mi blog: http://www.cule100x100.com/

@... dijo...

¡Sí pues, cabal! Hace unas semanas ví los avances de una película parecida, la anunciaron en el noticiero.

Creo que era una de esas producciones de bajo presupuesto sobre narcos, cacos de empresa y la Mafia; la meritíta Cosa Nostra en versión chafa.
Bárbara la manera en la que el montón de Hijos de Puta -porque padres, ni de cerca- se le lanzaban encima a un tipo que parecía ni saber de dónde le caía tanto vergazo. Empujones, jalones, calzones chinos, pellizcones de pezón, gritos e incluso amenazas hubieron entre los "dones". Y ni hablar de la vieja verdulera que hasta con el trago de Indita le lavó la cara al agredido.

Que cosas, vaya que era una película nada más... Imagínese, don Rex, si eso fuera cierto y sucediera en Mulamala.

José Gerardo dijo...

Rex: muy cierto lo que decís, aquí en Guate es pan diario que sopapee un tanatal de cerotes a un pobre entelerido. Me solidarizo con el pobre Marcelino. Buena onda que estés tomando otra vez un tiempo para publicar, realmente la mara lo agradecemos.

CHIVO dijo...

jijijiji talEdgar y yo contra todos esos pizados montoneros; pero si tan deahuevo que es hacer sufrir a los culitos jajajajaja me llegás vos loco...

elbeto dijo...

Dicen que en las Facultades de Derecho de las Universidades de Mulamala van a incluir en el pensum de estudios llegar mínimo a cinta amarilla con dos grados... por aquello de las moloteras...

vos rex el 3 de sept. es el cumple del pirata cojo ahi lo saludas.
orale

elbeto dijo...

nel, es 2 de septiembre. perdón. mulaquesuno

alfa dijo...

Ya se me habían olvidado aquéllos grafitis por la Plaza Vivar donde ponían al "Burgués" mamado madrugando al "breik" porque sí.

Hablando de montoneros, otro triste caso de Montonerismo Organizado:
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Asesinado/Salvador/fotografo/espanol/Christian/Poveda/elpepuint/20090903elpepuint_6/Tes

Alfredo Rosa dijo...

con esta te la echaste wena rex hasta me fui empinta con mi templo del saber jaja el Adolfo V. Hall. y si que la mara se mete a pedos ahora por cualaquier cagada...

Pirata Cojo dijo...

Vos, yo a los que odio son a los pisados que le abrieron el escape a su jonda o yeta (por qué no se abren el culo mejor) y se las llevan de pilotos infernales en pleno trébol, viernes a las 11 de la noche un par de josdeputa, casi me chocan por andar de chingadera, ¡montoneros!

el Kontra dijo...

lo más gacho es que los pizarrines después andan orgullosos diciendo "entre los 4, 8 ó 12 le dimos una gran vergueada a ese cerote"

dj latigo dijo...

Acá miran el video, en donde la reserota de la de León, todavía justifica el "vasazo"....

http://www.youtube.com/watch?v=_l3k21k3lgE

lujo de cholojera que tenemos...