21 oct. 2013

VA, ¿TE QUEDASTES CON TU GUSTO, VOSNN?




Anoche, harto de ver un montón de vídeos en los que el famoso Estado de Israel y sus simpatizantes difuminados por varios núcleos importantes del mundo derrochan racismo y xenofobia de manera insultante y descarada, se me ocurrió “tuitiar” algo al respecto y cometí el error de maltratar a los judíos (obviamente me refería a esos imbéciles que aparecen en los vídeos) olvidándome de “puntualizar” y dando pie a la generalización y a la provocación. En “Tuirer”, donde pululan veinticuatro horas al día los sabios de pacotilla como carroñeros dispuestos a picotearte y someterte al orden cuando “se te va la boca” (o debería decir: “cuando se te van los teclazos”), eso es imperdonable y se paga. Reconozco que soy un cerote demasiado impulsivo y muchas veces no pienso en las consecuencias. Sí, la cago. La recontracago porque soy un chirís rebelde y malcriado en el cuerpo de un adulto, ni modo, ¿qué le vamos a hacer? Y entiendo perfectamente que ciertos conocidos se escandalicen al leer que yo, que parece que tengo que ser perfecto y consecuente, suelte públicamente esas barbaridades. Phil y Eliane, por ejemplo, a quienes respeto y admiro, no pudieron contenerse y me demostraron su indignación en el momento. Mi respuesta fue la de siempre, la que uso para cualquiera (amigo, familiar, cuate, conocido, etc.): Dénme unfollow, muchá, y tranquila la onda. O: No me hagan caso, lo que yo diga vale verga. O: Sí, soy así, hacele huevos y si no, unfollow mejor. Sé que no son respuestas muy amables que digamos, pero lo que busco es evitar que se convierta en alegadera. No es nada personal, muchá, lo digo muy en serio. Ustedes son libres de expresar su molestia, pero yo nunca he sido de ponerme a debatir y a justificar, y menos en las redes sociales, dispénsenme.

Pero, ¿por qué? 

Primero, porque hasta donde sé, desde mi cuenta personal nunca me he puesto a debatirle nada a nadie: leo lo que ponen (a veces) y sigo de largo: cada quien con su pedo, su ideología, sus creencias, sus cursilerías, sus quejas, sus trabes, etc. Y no es que nunca haya sentido ganas de hacerlo, porque si nos ponemos a medirnos con la misma vara, puta, hay mierdas que mucha mara tuitea que son para inyectarse pentotal y convertirse en un pedazo de carne comatoso. (Incluso, si alguna vez leyera algo “controversial” u “ofensivo” de alguien que me importa o que aprecio, le mandaría un DM y se lo preguntaría, antes de pegar el grito en el cielo y empezar a hacer lo que supuestamente critico: ofender. Para mí, es la manera más sensata de aclarar dudas). Segundo, ¿si yo respeto lo que la gente piensa (y no es tanto que lo respete; es más que no me interesa como para no poder dormir cuando alguien opina o deja de opinar), por qué no pueden hacer lo mismo con la muladas que escribo a veces? Si detesto a los judíos racistas (sigo puntualizando, para que no haya pierde) o a los fachas casposos y rancios de España, o a los columnistas de la ultraderecha guatemalteca o a los extremistas y fundamentalistas… ¿cuál es el problema? ¿NO PUEDO? Sí, pero yo no estoy de acuerdo, Rafa. ¿Y porque vos no estés de acuerdo, yo no puedo mantener tal o cual postura? ¿TENEMOS QUE ESTAR DE ACUERDO EN TODO? Y lo que es peor, ¿por qué se tienen que tomar todo TAN en serio siempre? En este caso, no estaba siendo sarcástico, pero ¿y si lo hubiera estado qué? ¿Tampoco puedo? ¿Ahora tendría que estar explicando: era sarcasmo, muchá, por favor, era sarcasmo, no se lo tomen a pecho…? Y tercero, porque es mi cuenta y, como lo hace todo el mundo, pongo lo que quiero, como quiero y cuando quiero. ¿O tengo que pedir permiso? Si no te gusta: UF, bloqueo y si te he visto no me acuerdo.

¡Y tapada la marimba! ¡Cada quien para su casa! FÁCIL, MUCHÁ, FÁCIL. 

Hasta aquí, todo podría quedar en una anécdota (y espero que sea así, porque quienes realmente me conocen SABEN cómo soy y cómo pienso, y además lo estoy diciendo públicamente: no odio a los judíos en general, me expresé mal y pido disculpas a quienes se hayan sentido ofendidos/as), PERO resulta que como siempre, tiene que aparecer aquél o aquélla que, para sorpresa de uno, decide llevarse todo a terreno personal (¿?) y acabar despachándose y descosiéndose en insultos y descalificaciones que creo que van más allá de lo que pude haber querido decir con mis tuits. Cito, refiriéndose a mí: “el problema es que lo admiran porque sí”; “talvez sólo necesita tomarse sus medicamentos o coger bien”; “debatir con un enfermo es inútil”; “hasta donde sé sos dipsómano y algunas cosas más”; “retuiteame para que tu legión de seguidores me taleguee, ése es tu desorden de personalidad”; “simplemente sé coherente con tu línea: sos xenófobo y punto”; “el pendejo que no lee sos vos”, “ese escritorsucho que se llama… y que se las lleva de muy macho”; “tu síndrome te lo permite”; “el escritor hace una apología racista y luego machista; al rato le creen al cuate y le besan los pies”; “así de diosificados se sienten los escritores nacionales”; “imagínense si dicen que su libro apesta, se muere el cuate”; “es xenófobo, machista y violento como sus libros”; “eso de la mudanza no te cae bien, unos mg de más y listo”, entre otras muchas joyitas. Y eso lo dice alguien a quien ni siquiera conozco (sé quién es y conozco a algunas de sus amistades, pero nada más), sólo porque insulté a los judíos (ya expliqué mis intenciones) y porque puse (ni si quiera respondiéndole a ella) algo del “furor uterino” y más adelante le recriminé que cuál era su clavo conmigo, precisamente por eso, porque empezó a hablar de ondas mías que ni siquiera venían a cuento.

A ver, una cosa es que le caiga mal, lo entiendo y lo más seguro es que sea así. Que deteste mis libros, mis tuits o mi manera de chingar, también lo entiendo y ahora sé que es así. Que le moleste que haya gente que me admire, no veo por qué tiene que ser así: la gente es libre de elegir, supongo. ¡Supongo! Que le hayan ardido mis respuestas, lo entiendo, si se empezó a meter conmigo, lo normal es que yo contestara… etc. Pero de ahí, a creerse con la superioridad moral e intelectual para atacarme directamente a mí (no a los que supuestamente actúan como yo o a un grupo determinado de individuos, como hice yo con los judíos racistas, sino a mí) y hacer alarde de que conoce detalles de mi vida privada y burlarse públicamente (un onda así: miren, partida de burros, esta escoria humana, este trastornado es al que ustedes admiran, abran lo ojos, mulas; ya ven, yo no quería decírselo pero…), me parece exagerado y me deja realmente sorprendido. De 727 seguidores, me respondieron tres o cuatro (ya mencioné dos arriba), y ninguno se metió conmigo. Ni siquiera un tal Daniel Perera que en un solo tuit expresó “su repudio a las basuras” que yo estaba tuiteando y que por lo que intuyo, seguramente sea judío. Es más, pensé que me iban a hacer UF un montón y no, fueron cinco nada más. ¿Entonces qué onda? No sé, me da la sensación de que la persona en cuestión estaba esperando un momento así para decir lo que piensa de mí. ¿Por qué? ¿Qué le hecho? ¿Nos conocemos? ¿Por qué la saña y la mala vibra no a lo que puedo pensar sino a mí, como persona? ¿Por unos putos tuits que en unos días quedarán en el olvido?

Ay, sea por Dios.

Y no confundamos las cosas, muchá, y tampoco mezclemos la chingadera de Rex Mamey con esto. Algunos me dirán: Puta, viejo, vos que siempre andás chingando grueso ahora te sentís ofendido. Si tirás mierda así, aguantáte. No me ofende, porque es falso y sí, yo chingo grueso, eso sí es cierto pero desde mi cuenta personal nunca lo he hecho así ni con ese ímpetu. JAMÁS. Y nunca lo haría hacia alguien en concreto y menos a alguien que NO ME HA HECHO NADA MALO EN LA VIDA, jamás (eso sí que es enfermizo y paranoide). Pero en fin. No voy a darle más importancia de la que se merece, para qué. Además, sé que muchos estarán diciendo: Bueno estuvo, al fin alguien se atrevió a decirle sus babosadas así a lo claro y pelado. ¿Qué se cree ese cerote? A ver si ahora respeta, el mierda. Gracias, gracias, lo tendré como propósito para el 2089. Y como sé que esta “persona” leerá este post, que sepa que admiro su valentía para expresarse así de mí, sin ni siquiera conocerme, y para desprestigiarme tan detalladamente, con tantas ganas y resentimiento. Si eso la hizo sentirse desahogada y cree que ha hecho justicia o un acto heroico, me alegro por ella. Que lo disfrute. Y que lo disfruten los que quieran también, que esto es gratis, “desen” gusto, aprovechen.


 ¡BUEN LUNES!



Imagen: http://www.yaves.es/images/Fotos-tiernas-bebes/le-gusta-el-chocolate.jpg

25 jul. 2013

CÁLLESE Y DÉJEME A MÍ CON MI AJETREO INTERNO



Si de algo estoy totalmente de acuerdo, mucha, es que toda esa alharaca pisada o circo que se arma en las redes sociales cuando pasa algo supuestamente relevante, casi siempre, y lastimosamente, se queda en eso: en un show, porque ya sabemos como somos los mulamaltecos, ¿vaa? Nos encanta opinar por opinar casi siempre porque es bonito seguir la corriente, porque quedamos callados y no abrir el hocico para decir lo que putas sea es condenarnos al aislamiento y a la bajeza intelectual, es desperdiciar una gran oportunidad para sentirnos “parte de”, para sentirnos (¡Ay, qué chulo se oye!) integrados. Nos gusta llamar la atención, simón, que se sepa lo que pensamos (ojalá NO fuera lo mismo que ya dijeron otro montonajazal de cerotes), porque para eso son las putas redes sociales, para aprovechar a sacar a asolear nuestro ego poco consentido y que todo el mundo se entere de nuestra capacidad para sondear las profundidades y abordar las magnitudes de los sucesos (muertes violentas, juicios históricos, cagadales políticos, deportes, libros, etc.). Sí, en el fondo nos gusta creemos importantes porque sabemos que más de alguno va a leer nuestras muladas y, como buenos montoneros (sí, porque eso también somos, casi a nivel profesional, como no, ocupando los primeros puestos del ranking), va a apoyar nuestra lucidez y va a aplaudir nuestra exquisita sabiduría. ¡Ah, qué seríamos sin esos guacalazos de vítores, hurras y beneplácito diarios! ¡Oh, en qué sombra acurrucarnos para sollozar la tardía dosis de aprobación cuando ya es la hora del almuerzo y ningún cerote nos ha dicho que como nosotros no hay dos en este mundo desagradecido! Hasta ahí, el pan de cada día. Nada de que asombrarse y nada nuevo que agregar porque es cierto. Así es la mierda. Punto. Que estas manías pisadas sean algo que haya que criticar y reprobar, lo entiendo, precisamente por lo dicho arriba: huele a circo, a moda pasajera, a bla-bla-bla y no nos conduce a nada constructivo. Pero que de primas a primeras salgan los Nuevos Pensadores 2.0, Poseedores de la Verdad Absoluta y de las Directrices Supremas del Actuar y del Destino del Ser Humano, con sus vistosas capas de colores chintos que cruzan el viento contaminado de las calles de la capital, como patéticos superhéroes, y sus ínfulas narcisistas y dictatoriales (eso parecen) de Endiosados Jueces Quisquillosos e Inconformes (de los que dan ganes de decirles: ¡Haber creado vos el mundo, pisado!) a vociferar sandeces y a reprocharle al VULGO que, cuando pase algo, un asesinato, por ejemplo, y se vuelva noticia, además de NO incurrir en ninguno de los anteriores ERRORES, tampoco hay que sucumbir y quedarse con el sentimiento de INDIGNACION, que hay que ir un poco más allá, buscar causas, analizar motivos, debatir, proponer soluciones, basarse en datos y estadísticas, corroborar informaciones, escarbar en los orígenes de la psique y del individuo (el asesino, ojo, no la víctima) como individuo social, de su “background” (oíte a tu amor, jajaja), de sus condiciones, para entender el por qué de tal o cual desgracia. Claro, suena fácil, ¿no?

Bueno, sí, me imagino que tienen razón, pero entonces, pregunto: si aparece una patojita de diez años violada y estrangulada en un barranco como si fuera un deshecho cualquiera o una muñeca sucia e inservible que ninguna niña quiere, ¡qué!, ¿ya no podemos INDIGNARNOS?, ¿sólo lo podemos hacer íntimamente, en nuestro cuarto, sin que nadie lo sepa?, ¿tenemos que actuar TODOS como si fuéramos sociólogos, antropólogos, psicólogos o criminólogos? Porque ojo, queridas lumbreras académicas, NO TODOS LO SOMOS, yo NO LO SOY, por ejemplo, y no me gustaría, Dios me guarde, llegar a imaginarme, pensar en cometer ese atropello de aseverar que ESTAN TRATANDO DE IMPONERME UNA DETERMINADA FORMA DE ACTUAR Y DE PENSAR, dando por hecho que soy INCAPAZ DE TENER CRITERIO PROPIO y DE CONDUCIRME SEGUN MI PROPIA VISIÓN DE LA VIDA, ¿o sí? Nah, no me hagan caso, estoy exagerando, como siempre. No creo que sean tan manipuladores ni pretendan llegar a tanto. El hecho de que se maleen y muchas veces trate de LINCHAR (Rex, cuidadito, tata, que esta palabrita como no muy les hace gracia) INTELECTUALMENTE HABLANDO a los que NO piensan como ellos ni comparten sus ideas, NO QUIERE DECIR NI MIERDA, ¿no? El pedo es sencillo: a mí déjenme reaccionar como quiera, muchá, déjenme compadecerme por quien yo crea que merece compasión, déjenme sacar mis propias conclusiones. Yo, y sé que hablo por muchos, no necesito lecciones ni cátedras con tufillo a imposición, a coacción ni a militancia. En serio. No me metan en su costalito ni esperen que les lama el culo. Sus puntos de vista son interesantes y reflejan sus grades capacidades intelectuales, sí, NO LO DUDO NI LO DISCUTO, me consta y mis respetos, porque además sé que comparándome, quedo como un perfecto analfabeta. Lo que quieran. Pero insisto, no se olviden de que UNIFORMAR y PRETENDER que, de la noche a la mañana, todos los mulamaltecos reaccionemos como ustedes, demostrando grandes dotes de reflexión y asimilación de la realidad del país, y además seguridad de sobra en sus afirmaciones, es ridículo. ¿Acaso no es ridículo? Me acuerdo que una vez un cuate, echando tragos, se maleó cuando me puse a comentar, como la gran puta, la masacre de una familia entera en no se dónde putas. Y me acuerdo que le decía: Puta mano, hasta ganas de chillar me dieron de ver los cuerpecitos de los güiros en esa noticia mierda, fijate; y el cuate: Comé mierda, Rex, ¿y qué putas ganas con chillar? Y a mí me salió decirle: ¿Y qué es lo que hay que ganar, pues? Y el pisado no supo qué contestar. Se quedo callado, aprovechando para empinarse medio vaso de chela. Al ratito, me dijo: Ah, no sé, pero es mejor analizar las ondas. A ver, Filósofos de Pacotilla y Faltos de Cariño, yo ye estoy a verga de tanta paja retórica, fíjense y, como no veo que la cosa vaya a cambiar, porque el Gobierno no hace ni mierda, la policía tampoco (al contrario, ayudan), creo que al menos tengo el derecho de ya no querer razonar NI MIERDA. A mí, cuando me entero de las mierdas que pasan en Mulamala, mierdas que te confirman que la vida no vale ni verga, me sobrepasa, se me hace un nudo cerote en la garganta, muchá, y ME SACO DE ONDA, pues, porque antes que cualquier mierda que pueda ser (sociólogo no, evidentemente) soy HUMANO, y es un DERECHO INHERENTE que, ante un hecho nefasto de ese tipo, o cualquiera que se le parezca, reaccione como SE ME PEGUE LA REGALADA GANA, me encabrone, insulte, maltrate, grite, llore, me encolerice, rabee, me consterne, en fin, ME INDIGNE, sobre todo cuando las desgracias incluyen niños. No sé, trato de serenarme, pero no puedo. Sus conjeturas y sus debates, oh, Arcanos del Raciocino Exclusivo, bien gracias, pero llega un momento en que, para mí, se convierten en pura cháchara, en puro berrinche, a veces, muy cercano al WHORE ATTENTION.

Porque por si fuera poco, también resulta que SI SE NOS PERMITE INDIGNARNOS, si ELLOS se apiadan y nos regalan esa bonita posibilidad, tiene que ser parejo. Sí, nuestros Próceres del Pensamiento Crítico, Colectivo y Consecuente de Guatemala DICTAN unanimidad y achacan los valores morales y éticos de quienes, ante la circunstancia de que, por ejemplo, un caco sea vapuleado luego de haberle disparado en la ñola a un chavo al que le robó el celular, y los dos se vayan a caldo, sólo PEGUEN EL GRITO EN EL CIELO por le víctima. Y no, señores, no, cómo va a ser eso. Hay que sentir IGUAL lástima por LOS DOS: víctima y victimario. Así de claro. Si no, ¡NO VALE! Y aquí yo ya me pierdo, muchá, porque no sólo nos EXIGEN reaccionar con la razón sino que además, nos piden actuar corno si fuéramos MODELOS HUMANITARIOS y/o BEATOS. Y yo, al menos, NO SOY ni una cosa ni la otra. Yo soy un puto manojo de impulsos caóticos de naturaleza flemática y pesimista, ¡no jodan! Y por lo mismo, no crean que no me dio lástima el pobre compadre vapuleado, porque se equivocan, pero dejen que YO decida por mí, dejen que me salga sentir lástima o no. ¡No me digan lo que tengo que sentir! Todos hablando del chavo del celular, ¿y la familia del caco qué?, suelen ser los comentarios que emiten constantemente nuestros Semidioses Olímpicos. Y si, yo entiendo que, SEGUN LOS ESTUDIOS, el 80% de los cacos, extorsionadores, mareros, violadores, pederastas, sicarios y criminales tuvieron una infancia difícil, crecieron en ambientes violentos y precarios, sufrieron abusos, no tuvieron la oportunidad de escolarizarse, etc , si, es una mierda y qué mal porque es el resultado de un maldito círculo vicioso, pero, ¿hasta cuándo tenemos que seguir compadeciéndonos de los trágicos pasados (y presentes) de nuestros delincuentes y asesinos? Y lo repito: ¡no justifico ni apoyo los linchamientos ni la justicia en manos de la masa! ¡Para nada! Sólo comento que, ante la dureza con la que esta gente actúa casi siempre, a mí no me nace desearle un final feliz, ¿me explico? El bote, al menos, que sería lo más adecuado. Porque yo me pregunto ¿estos cuates son TODOS realmente bestias salvajes sin una pizca de cerebro para, pese a su pasado y sus condiciones de vida, NO saber lo que está bien y lo que está mal. Acordate que son OTRAS escalas de valores, Rex, supongo que me estarán diciendo. Sí, pero aún así me cuesta creer que no sepan a qué atenerse, porque creo que nadie que haya crecido “sobreviviendo”y “malviviendo” en un ambiente marginal, como el de muchas colonias o zonas de la capital, ignore cómo es la mierda, muchá. Al contrario, lo sabe perfectamente desde güiro. No creo que ninguno de ellos ignore que así como mata también se lo pueden tronar a él. Y por si se le olvida, tampoco dudo que alguno de sus familiares se lo recuerde: Cuidate, Nery, no te dediqués a esas babosadas, mirá que te puede pasar algo, hombre. Para muchos delincuentes (esto me lo han comentado amigos que han trabajado en proyecto de reinserción social, etc.) la capital es una selva; muchos se encomiendan (si, rezan y toda la casaca) antes de salir a delinquir porque SABEN que es probable que les pueda pasar cualquier desgracia. Lo saben. Empezaron por necesidad y lo convirtieron en modus vivendi. Y están conscientes de que en la calle hay algo valioso en juego. Otra cosa es que no lo valoren como el resto, que es diferente, pero eso es parte de su visión: no tengo opciones más que ésta, que también es discutible. Me acuerdo de un documental que vi una vez sobre los reclutamientos de una banda de sicarios de México. Tres sholones tanteando a posibles nuevos miembros (gente venida del campo, muchos de ellos analfabetas, con caras de pocos amigos) y preguntándoles: —¿Tienes miedo, güey? —No, señor. —¿Sabes que te pueden mandar a a la chingada, cabrón? —Sí, señor. A eso me refiero. Todos, de alguna u otra manera, por muy IGNOTOS o imbéciles que seamos, sabemos a que nos metemos, o al menos tenemos una idea. Por eso mismo, lo que más me cuesta creer, a mí, personalmente, es que debamos ENTENDERLOS y hasta COMPADECERLOS cuando la desgracia LES PASA a ellos. No digo que no sea posible; sólo digo que me cuesta ponerme en ese plano marca Gandhi. Porque también entonces, ¿cómo se explica que haya gente criada ambientes igual de hostiles que NO ha ELEGIDO y optado por la delincuencia? Conozco muchos casos. Es más, conozco casos de gente que ha crecido rodeada de comodines, en familias “bien”, con estudios universitarios y demás, y han ELEGIDO también ser delincuentes. ¿Eso qué? ¿También nos tenemos que evocar a otros estudios, no? Me-lo-i-ma-gi-no.

El tema es largo y pantanoso, muchá, y yo no soy experto en ni verga de lo que estoy escribiendo. No justifico ni justificará nunca la violencia de ningún tipo, eso sí, que quede bien claro. Hablo aquí como un simple ser humano, como un ciudadano despojado de academicismos, teorías y estadísticas, sin obligar (sutilmente) a nadie para que lea esto, como en los muros de FB. Hablo de cosas complicadas que a lo mejor no lo son tanto porque al final de cuentas se reducen, aunque suene frío y arbitrarios, a elecciones, a lo que, voluntariamente o no, uno elige y acaba aceptando. Yo podría decirle a un caco: mano, robá, pero no matés, pero él elige lo que quiere. Es así. La suerte de los delincuentes está echada, amigos. No se hace falta que yo lo diga. Lo que pasa es que imagino que muchos de ellos, gracias a las drogas y a ese coraje interno, producto de sus vicisitudes y de su instinto de supervivencia, que los hace sentirse poderosos por el simple hecho de andar armados y regir sobre la vida de cualquier ciudadano común y corriente, evita que tengan presente que la muerte también los anda buscando a ellos. Así que por favor, cuando uno de ellos se vaya con Pancho (me pela la verga cómo), y sea noticia, no me pidan que me indigne por su muerte ni cuestiones el hecho de no enviar condolencias a sus familiares (¡habrase visto!), permítanme ELEGIR a mí cómo reaccionar y contarlo, si se me ronca el culo. Ustedes, Amantes del Saber del Saber Universal y del Devenir de la Humanidad, sigan marcando diferencias (entre LOS ILUMINADOS y el resto de la plebe) con sus especulaciones de eruditos y sus sentencias sobre lo correcto y la inaceptable, y sólo deseo que jamás nadie de su familia y amigos cercanos se vean implicados en ningún “hecho de sangre”, como dirían en Sonora, y que si esto ocurre (toco madera pese que no, y lo digo de todo corazón, créanme), sean lo suficientemente coherentes con todo lo que hoy predican, se jactan y ufanan. Si lo hicieren (estoy usando el futuro de modo subjuntivo, para que no quede duda de mi intención al expresarme), avísenme porfa, sí, para felicitarlos públicamente y admirarlos perpetuamente, porque se lo merecerían, fijo.

Con el amor que sólo una madre puede brindar,

Rex Mamey

 
Imagen tomada aquí: http://www.clarin.com/mundo/Perfecta-Cesar-Tegucigalpa-Madre-EFE_CLAIMA20120513_0170_22.jpg

 

3 jun. 2013

PERIODISTAS MODERNOS, O ¡LAS PIEDRAS RODANDO SE ENCUENTRAN, MAJES!



Corría (sí, como si tuviera un par de patas y estuviera en la Media Maratón de Cobán, que como dijo por ahí el maestro Fernando Ramos: Después de tantos años ya podían organizar una Maratón Completa, ¿no?) el año 2002 de la era cristiana cuando por azares del destino (que es tan díscolo como esas muchachas que te dicen: yo a usted no lo conozco, váyase o le digo a mi novio que es cuque y cuando te vas a la verga, se quedan chillando porque no les seguiste neceando) tuve a bien irme becado dos años a la Universidad de Hard-hard Oxford VII allá en el hermano estado de Denver, Arizona, condado de Silicon Wall-E, 69KK Área, Sector F, Miracle Colony, Great Hell of America para estudiar una Maestría en Comunicación Silvestre Comparada y Ultraestudios de Periodismo Moderno. Si, amigos, ahí estaba el joven y apuesto Rex Mamey, con su luenga cabellera, sus pulseritas típicas, sus playeras de Mao, sus pantalones de lona desgastados y sus Tritón empolvados codeándose con lo mejorcito de la intelectualidad latinoamericana. Éramos 30 los escogidos. Y construíamos nuestros días con discusiones sanas y camaradería. Ah, a veces veo gacelas corriendo libremente por la sabana, simpáticas y elegantes... cristalinas y diáfanas cataratas lanzándose al vacío para reunirse con la poza madre... niños chapudos y regordetes corriendo en busca de los musculosos brazos de sus progenitores... un sol lleno de gozo nutriendo e iluminando el camino de los hombres de bien y de buena vol... Y PUTA, no sé qué mierdas estoy diciendo... ah, sí, perdón es que me acabo de limpiar el culo con una Atalaya... pero pues sí, lo que quería decir es que qué bonitos recuerdos, pues, de aquellos dos años de lactancia académica y de lavado de cereJAJAJAJAJA, nada, nada, me acabo de quitar una grapa que se me había quedado prendida en una nalga y mejor me río porque chillar en público como no es cosa de hombres, ¿VERDÁ, EFRA?

Yo me imagino que ustedes dirán: Puta, ese Rex qué nivel, qué sofisticados suenan esos sus estudios, lo que hace el pisto, ¡ve! Y no, muchá, el pedo no fue así. Dije: becado, o sea que no me fui con pisto de mis viejitos sino patrocinado por algunos de los anunciantes de una mi revista subversiva que tenía (“Enjambre luminoso”, se llamaba) y sofisticados, bueno, sí, un poco, tomando en cuenta que todo el agarrón estaba basado en aspectos que en Guatemala (me abstengo de decir Mulamala por esta vez, ya que estoy tratando un tema de suma seriedad y de trascendencia, jajaja) escasean o simplemente no los ven TAN esenciales para especializar a “periodistas”, o sea: a) pensar, b) cuestionar, c) indagar, d) revelar, e) incomodar, f) insistir, g) demostrar, h) comprobar y i) buscar la verdad. Todo bajo cualquier circunstancia y hasta las últimas consecuencias. “Las 9 Piezas del Gran Engranaje del Nuevo Periodismo”, como quien dice. Bueno, había unos tres mil y la madre de aspectos más, pero esos son los que mejor recuerdo y además eran los que más discutíamos y alegábamos, especialmente con una chilena (que ahora es dirigente nacional juvenil, miren ustedes qué casualidad, y que era la más güira de todos), dos cubanos, un mexicano, una venezolana (que aunque tenga un cerebro privilegiado, sigue poniendo fotos en tanga en sus perfiles de redes sociales, supongo que por el calorcito que hace en la tierra del finado Chávez) y con el otro becado guatemalteco que había en la Maestría, un tal H. I. Yo al principio no sabía de dónde era; es más, pensé que eran dos y gemelos, pero era sólo uno. Resulta que un día nos topamos en la cafetería a la hora del almuercito y los dos llevábamos sendas playeronas patrióticas: GUATEVER decía la mía y DIOS NO SÓLO ME HIZO PERFECTO SINO ADEMÁS CHAPIN, decía la de aquél. Puta, pensé yo, un hermano de ombligo. Y cabal, muchá. Ahí nos hicimos cuates y empezamos a hacer estragos en el campus, fíjense: fiestas salvajes, estupefacientes caseros, alcohol clandestino, guerrilla publicitaria, vandalismo antisistema, sexo filosofal con las recién ingresadas, puta, un vergo de ondas, pues. Bueno, la verdad no, a lo más que llegamos fue a robar libros en la biblioteca pero algo es algo, jajaja, así que no chinguen, pisados.

De los 30, sólo H. I. y yo nos graduamos con honores, fíjense. A lo macho. Supuestamente íbamos a trabajar en un nuevo periódico, un periódico feroz y despiadado, un periódico diferente, en el que iban a colaborar muchos de nuestros compas de la Maestría, pero resulta que a mí me mandaron a llamar de aquí de Mulamala porque decían que Velorio ya estaba en las últimas y necesitaban suplente chispudo. Sí, es que yo al mismo tiempo que me graduaba de Periodista Moderno, chambeaba en bares, puteros y barras show de telonero, haciendo monólogos obscenos y demás ridiculeces (si alguien de Los Cebollines está leyendo esto: no, ya no me dedico al espectáculo) para tener para invitar a las reinitas a cenas románticas de comida minimalista y lo que surgiera despuecito, if yu nou guat ai min. Y ni modo, sólo con penar en sustituir a Velorio con las jugosas ganancias del cerote, se me hizo agua la jeta. Puta, la babosada fue que cuando regresé, esa mierda de Velorio no tenía ni verga, estaba vivito y coleando. Había sido un rumor de los miembros más conservadores de mi familia, que querían que el nene regresara al redil, corno se dice. Ye en Mulamala, en lugar de ver cómo le hacía pan retachar al proyecto con el H. I., me dediqué al estudio autodidacta de la Teología, la Escatología (véase L'Archéologie du merde, por Kaltschmamey, Guatemala Ville, Éditions Gosaderaux, 2013, con prólogo de Phil Neff), la Comedia Bufa y la Etiología. En resumidas cuentas, jalé por otro camino y ya no volví a saber nada del H. I. ni de los otros cuates. Supe, eso sí, que el proyecto había salido a la luz, desde no sé qué país europeo, y que el H. I. estaba sacando un doctorado en Periodismo Post-Moderno 4.0 de la Era Neuro-Digital y el Estudio Profundo de Agentes Oscuros (Big Brother) Dirigidos por el Dios Silicio Aplicado a la Realidad Local desde Tiempos Pre-colombinos en función de la Lucha Libre de Clases y los Pueblos Desplazados. Una eminencia, el pisado.

PERO MAS SIN EMBARGO, el destino, esa zorrita frívola y coqueta como una veleta, nos volvió a reunir caprichosamente, jóvenes. Cada quien en su salsa, cada quien aplicando sus conocimientos y las 9 piezas del Gran Engranaje en pro de su pensar, de su sentir y de sus compromisos ideológico. Yo, el vulgar; aquél, el culto. No somos filósofos, no somos sociomanipuladores, no somos pastores evangélicos, no somos mequetrefes embusteros. Ambos queridos y odiados. Eso sí. Admirados y detestados. También. Comprendidos e insultados. A diario. La canción de Alex Lora ya lo dijo: las piedras rodando se encuentran… Para lo que no saben de qué putas estoy hablando, métanse al mentado Twitter y sigan a los implicados en este post, para los que no me conocen: @rexmamey y para los que no conocen al H. I.: @hunahpuEixbalan HE AHÍ A LA RESURECCIÓN DEL NUEVO PERIODISMO. Si se empapan de los tuits, lo entenderán.

 

¡Salud, piltrafas!


Pd. Me pregunta un tal Q. Godoy que qué hicimos con las playeronas patrióticas y le contesto que, luego de las dos primeras clases con Chomsky, las usamos de sacudidores y de ahí de trapeadores, especialmente para limpiar guacas.



 

15 may. 2013

A TODO COCHE LE LLEGA SU SÁBADO



Bien, amigos, sí, la verdá, es que mi intención de convertirme en monje budista se quedó en eso: en una intención, porque hace dos días me expulsaron vilmente del Monasterio de Shan Gyang-Xoi, allá en las lejanas y altas cumbres tibetanas en donde no vieron con buenos ojos mi desmedida afición al onanismo silvestre y al apareo botánico y fotosintético (en Mulamala sería coger con papayas shucas a la orilla de un río o, sentarse bajo el sol y entre el monte a meterse pepinos, en el caso de ellas), así que ya estoy de regreso en mi querida fincota, como dirían las mentes más lúcidas y cultivadas del CACIF, nuestra prestigioso patronal. Sí, jajaja, no se burlen por favor por la antítesis intrínseca de la frase, porque los CACI(F)QUES de mulas no tienen un pelo. Pero pues sí, ya estoy de vuelta y orita caigo en que lo primero que me encuentro cuando pongo el primer pie en La Aurora es tragedia, muchá; sí, me entero de que nuestra sociedá SE HA POLARIZADO (¿Cómo los carros, vos Rex), que nuestro bello país SE HA DIVIDIDO, después de más de un vergazal de años de UNION, COMUNIÓN Y FRATERNIDÁ “EJEMPLARES” e “INCUESTIONABLES” ahora vino algún hijueputa, lo agarró como que fuera chirivisco, se lo puso en la rodilla y ¡prraacc!, lo partió en dos, fíjense. ¡QUÉ BARBARIDÁ, MUCHA! ¡ESO NO SE HACE, HOMBREEE! ¡NO JODAN! ¡SI TAN REALEGRE QUE VIVÍAMOS CON LA MAFER, LA PILY, LA PAO, EL POLLO, LA MAJO, EL CHOFO JUNTOS EN ARMONÍA, SIN QUE NOS INTERESARA NI MIERDA, PUESSNN! Puta, muchá, yo todo maleado voy y agarro del pescuezo a un tira allí mismo en el aeropuerto y le digo: ¿Quién putas fue el graciosito, ah? ¡¿Quién?! El pobre tira empezó a chillar y a decir que no sabía. ¡No sé, jefe, yo no vi nada, por Dios! Entonces le troné la cara con la mano abierta, le metí un patín en las pantorrillas, lo escupí y me fui más como la gran puta que antes. A los lejos oí que me maltrataba otro par de tiras, huecos lo más seguro, que se acercaron a levantarlo del suelo y a consolarlo.

Ya en mi chalet (sí, un Presidente Vitalicio tiene que tener uno o varios, no pongan esa cara), sentando en el inodoro (porque ya saben que cuando uno pasa mucho tiempo fuera de su hogar no caga bien y casi siempre regresa estreñido), con la laptop en las canías tuve todo el tiempo del mundo para ponerme al día y ver qué putas había pasado, por qué tanta alharaca y tanta alarma pisada. Que si la culpa la tenía el mentado juicio al viejito pellejudo del Ríos Montt, fíjense; sí, que me lo habían condenado a 80 años (nada más) por genocidio y cagadales en contra de la humanidá, fíjense. Ah, mirá Rex, qué bien, me dije yo así, al fin funciona esta justicia pisada, 13 años de proceso y al fin se dio lo que muchos guatemaltecos querían. Pero a güevos que uno, aunque sea considerado sabio, modelo a seguir y Dios en la tierra, siempre tiene como que su cachito de mulez allí escondida, verdá; y a güevos, yo no sabía que había un cachimbazal de mara que niega el pasado y defiende hasta con su vida (eso habría que verlo) al condenado. O sea, la culpa la tenía el juicio, según leí; pero también leí que más que el juicio, la culpa la tenía la gente que quería que metieran al tambo al Efra, o sea, la mayoría de la población guatemalteca sin problemas de retraso mental severo y sin traumas zoofílicos irreversibles o por abuso de LSD o pegamento adulterado en fases embrionarias. O sea yo, tú, vos, nosotros, etc. ¡Jaaaaa, puta!, grité al mismo tiempo que por fin abandonaba la cueva un pequeño y compacto ejemplar café oscuro y descendía a la poza antes de ser engullido por la corriente, ¿o sea que así es el vergueo? Pera la cosa no acababa ahí, leí también que esos defensores (CACIF a la cabeza; los mismos que en otros momentos de la historia nacional han querido meterle la verga al Efra) no sólo siguen pidiendo que se anule el juicio bajo el lema-patada-de-ahogado mama-dígale-a-la-Concha-que-no-se-meta-conmigo-hombreeee: GUATE NO ES GENOCIDA; YO NO SOY GENOCIDA y con acusaciones que en cualquier telenovela rascuache habrían dado risa, sí, la de que la jueza harta con extranjeros, por ejemplo, y lo que les mencionaba arriba: que nos hemos cantado en los Acuerdos de Paz y sólo estamos fomentando el divisionismo en nuestra sociedá. ¡Quétalitooooo! Aquí acabe de hacer mis necesidades, me limpié bien con unos panfletos que encontré debajo de la puerta, de no se qué “Contra el terrorismo”, me levanté y me dije: ¿PERO POR QUÉ HAY GENTE MIERDA QUE CREE TODOS LOS GUATEMALTECOS SON IDIOTAS COMO ELLOS, QUE SOMOS INCAPACES DE DARLES COLOR A SUS INVENTOS Y MAMADAS CHAFAS?

No me voy a poner a hablar babosadas técnicas porque de Política y Derecho sé muchísimo más que quienes se atreven a escribir columnas vomitivas y dignas de mamarrachos trasnochados. Sí, algún día me tenía que echar flores, ¿verdá? Y tampoco lo hago simple y sencillamente porque no quiero pecar de superioridá y porque el sacrosanto Muladar es para el pueblo jocoso y no para los intelectualoides y académicos aburridos que viven atascándose constantemente en bucles tediosos y palabrerías biliosas y gastadas. Lo que sí me gustaría dejar claro es que para mí, todo este morongueo se trata, queridos especímenes que sin ni verga de honra se jactan de ser guatemaltecos patriotas, libertarios (bonito palabro, Rex) y cristianos, de devolver la dignidá ultrajada y pisoteada (estos adjetivos se quedan más cortos que un tiliche en una madrugada de febrero) a un pueblo nuestro, a nuestras raíces o sea, a nuestros hermanos torturados, violados, masacrados, quemados y desaparecidos. No se trata tanto de ser de derecha o de izquierda, de ser creyente o ateo, sino de sentir un mínimo de simpatía por las víctimas (que fueron las suficientes, por la gran puta, para que a todas luces se trate más que de un conflicto interno de GENOCIDIO y no lo digo yo, lo dicen las evidencias y la sentencia) y por sus familiares. ¿QUÉ TAN DIFICIL ES ENTENDER ESA MIERDA, CHAPINES I LOVE GUATE BUT DON’T CALL ME INDIO Y LO IMPORTANTE ES AVANZAR PORQUE SIEMPRE MENTE POSITIVA? Nadie está dividiendo (ya no se podría dividir más esta cagada de sociedá que tenemos), nadie está dando mala imagen internacional (Otto sí, los ex del gabinete de seguridá de Berger sí, el CACIF sí, Cash Luna sí; el genocidio, etnicidio, las tierras arrasadas y el horror junto a la impunidad sí, la CONDENA JAMÁS, todo lo contrario), nadie está tratando de desestabilizar el país (las ejecuciones extrajudiciales sí)... PUTA, SI NO HACE FALTA QUE HAYÁS TERMINADO TU SEXTO PRIMARIA PARA DARTE CUENTA DE LO EVIDENTE, MANO. Ah, y a esa cantaleta pisada de: ¿Y LOS GUERRILLEROS QUÉ? Pues los guerrilleros también tendrían que pagar, lógico, y hay causas abiertas y si querés abrí vos más, las que podás, hasta que llegue el día exactamente como le llegó a Efra, pero no te me pongás gallito de que querés que ya mañana se resuelva todo y vos te podás ir a echar tranquilo, ¿oíste? Madurá un poco y entendé cómo funcionan las mierdas en este paisito cerote al que le decís GUATEBELLA y sobre todo averiguá quiénes manejan el barco.

Y ya por último, sí, porque fíjense que tengo que ir a que no se me quemen los frijoles, sólo dirigirme muy cariñosamente a los miles de usuarios de las redes sociales, especialmente a los que se dedican a hablar por hablar (casi siempre adolescentes con menos criterio que un dibujo animado pero con muchas ganas de llamar la atención y demostrar que tienen voz aunque lo único que les salga sean gallos), repitiendo como loritos hasta la verga de “espid” mierdas que: 1) no vivieron; 2) no entienden a profundidad; 3) desconocen por completo; a los que buscan sus quince len de fama escribiendo cualquier mierda racista que se les pase por la ñola, provocando y esperando ser linchados por el pueblo pensante y por cualquier horda de montoneros que aprovecha para desfogarse; a los que recurren al compadrazgo del momento (casi siempre individuos que ni fu ni fa con lo que está pasando pero que, por temor al qué dirán o al rechazo de amigos y familiares aprovechan la alborotadera para “integrarse”, exhibirse y ser “uno mas” de quienes defienden y siempre han defendido la causa en cuestión, olvidándose de todo en cuanto pase “de moda”; los peores no son éstos, sino la subespecie: los que apoyan a Efra y defienden con los dientes y el hígado que NO hubo genocidio pero que prefieren pasarse al otro lado, camuflados, para no quedar en evidencia y para evitar ataques y reproches); a los que, incluso, tienen el descaro de valerse del momento para “ganar fologüers”, pasando por alto que hay que gente que los conoce personalmente e ignorando que también habemos otros capaces de detectar discursos inventados, falsos y vacíos; a los que se autodenominan amantes o promotores de la democracia, individuos que fingen neutralidad pero que son incapaces de redactar y expresar sus ideas sin que, como se dice por Mulaña, se les “vea el plumero”; a los que promulgan sentimientos pro-Efra y consignas racistas y xenófobas porque han crecido así y creen que esa es LA VERDÁ y no ven mas allá de su confort, su conveniencia y su autoengaño. A todos ellos, y a los que orita se me olvidan, cómo me gustaría que pasara algo, una hecatombe tecnológica como en las licas y que se quedaran sin Internet meses y que cuando se reestableciera el servicio no pudieran recuperar sus perfiles ni sus cuentas, y que, cuando quisieran abrirse otras, que el sistema les pusiera este mensaje: LO SENTIMOS, NUESTROS SERVIDORES HAN DETECTADO CIERTA HOSTILIDAD Y RETROGRADEZ EN SUS PETICIONES. NO SOMOS RACISTAS NI DISCRIMINAMOS A NADIE, PERO NOS RESERVAMOS EL DERECHO DE ADMITIRLO. RESETEE SU EQUIPO 36 VECES DURANTE TRES SEMANAS PROCURANDO NO DAÑARLO O VUELVA A INTENTARLO DENTRO DE 80 AÑOS. GRACIAS Y BENDICIONES.

 
Imagen hallada en: http://www.plazapublica.com.gt/sites/default/files/styles/2013_desplegada_principal_big/public/riosmontt_4.jpg