31/5/2006

COMO SOS DE MULA, VOS


Ni qué yo pecador ni qué ocho cuartos. Babosadas. Después de cagarla, lo típico es que te caiga un ya viste, por mula. O si no, un mula más cerote. O si no, un la gran puta, mírense a este mula, pues. En fin, la retahíla de bonitas reprendas podría incluso aburrirnos. No así, la cara de mula que pone quien las dice y, a güevos, quien las recibe. Aquél, porque exagera y de lo enfático que se pone, termina en plan mula, aunque ni lo sienta; y éste, porque si la cagó, por algo fue. La cara de chipe recién puteado, no lo salva de la cara de mula, por mula. ¿Para qué es mula pues? Eso mismo nos preguntamos todos.

En este bestiario que todos conocemos como humanidá (Luis de Lión que estás en los Cielos...) hay rebaños incontables y variopintos de perfectos mulas. Aquél por mula, si estábamos tranquilos. Las mismas frases lo atestiguan. Yo le dije que se viniera, pero el mula no quiso. ¿Será que el mundo es un gran muladar? Nel, no siás mula, cómo vas a creer. No estuvo Ainstain, pues. Y Da Vinchi, y Bil Geits, y Mosart, y Picaso, y Maicol Yacson, y Brus Li.

Pero luego te encontrás con el mula que choca el carro en perfecto estado de sobriedá, aunque antes haya pasado mil veces a verga "navegando" por Las Cañas. Y el mula que formatea su compu y por llevárselas de cabrón, se la echa. Y el mula que vive dejando puestas las llaves en el portón y que agüevado se levanta en la madrugada a ver si todavía están, y de guasa las encuentra. Y el mula que donde quiera va olvidando su bicle y ya van como tres que le güevean. Y el mula que se enamora de las putas porque aqueas sí se dejan hacer de todo, vos. Y el mula que se va a meter a La Dieciocho con buenas chivas. Y el mula que le quiere instalar estereo a su Atari. Y el mula que le encaramaron al güiro que no era suyo, aunque saliera moreno y colocho, cuando él es blanco y espinudo, que para quitarse el vergazo te dice: nel, vos, es que si vieras una foto de mi tatarabuelo, son idénticos los cerotes. Y el mula que en un avión llama a la azafata para indicarle que esa carne fría no le gusta, que mejor le traigan Pollo Canpero. Y el... el ora pro novis se queda corto, mi compañero.

¿Y este mula adónde quiere llegar con todo esto?, se preguntarán ustedes. Desde hoy, iba a decir 32 de mayo, pero en realidá ya es el uno de junio, tendré a bien transportarlos a un mundo que no es otro más que el mundo real, en el que, a fin de cuentas, como se dice, todos somos la misma mierda, aunque haya algunos que se salgan de la horma y que, por lo mismo, se merezcan el reconocimiento público. Este espacio que hoy inauguro y que quisiera que fuera tomado como un leve pero significativo homenaje para quienes me han inspirado tanto en la vida, es para todos ellos y ellas. BIENVENIDOS y BIENVENIDAS.

Mulamala de la Asunción, a 1 de junio de 2006.-


Foto cortesía de Guguel.